lunes, 10 de setiembre de 2012

Estoy rodeado de viejos vinagres

En Jujuy, sabemos que la mayor fiesta juvenil es la de los estudiantes que se celebra en este mes, precisamente. Justo ahora que el gobierno nacional promueve habilitar a aquellos que tienen dieciséis años a participar de una elección (como votantes, no como candidatos, of course), vamos a hablar de esta cuestión juvenil. Los jóvenes que cursan el secundario y participan activamente en la Fiesta Nacional de los Estudiantes (FNE) -¿hace falta decirlo?- son aquellos que tienen menos de dieciocho. La FNE es organizada por el Ente Autárquico Permanente que fue creado por el entonces gobernador Carlos Alfonso Ferraro, quien designó como máxima autoridad a ¡su esposa! María Inés Haquim, en la segunda mitad de los noventa. En la actualidad el Ente está bajo la dirección de Santiago Solá, un hombre al que la juventud lo dejó hace varias décadas. No tengo nada contra él -lo aclaro por las dudas-, como tampoco tengo nada contra los viejos (me acuerdo que fue un viejo de ochenta años el que nos marcó el camino de recuperación de las memorias de la represión dictatorial en Jujuy: Andrés Fidalgo, quien siempre fue el más joven de todos los escritores); simplemente quiero preguntar: ¿la política juvenil no la debería coordinar alguien que pertenezca a la juventud? ¿O es que acaso Solá es más joven que todos los militantes de la Cámpora en Jujuy? ¿Los jóvenes sirven para vota y no para ser electos? ¿Sirven para ser carroceros y no para organizar la FNE?
http://www.fne.org.ar/institucional

No hay comentarios.:

FeedBurner FeedCount